Saltar al contenido
Noticias Internacionales

Mas Frutas y Verduras que alimentos Procesados: Esta es la Clave para una Dieta Saludable y Sana y Evitar la Gravedad del COVID-19

julio 14, 2021
Frutas y Verduras.
Compartir

Frutas y Verduras. Los científicos del King’s College de Londres han descubierto que una dieta equilibrada puede evitar que hasta un 40% de las posibilidades de contraer el coronavirus se enfermen gravemente y reducir la posibilidad de contraer el virus en un 10%. Que comer y cuanto comer.

Como todos sabemos, el mundo es el mundo, pero desde el comienzo de la pandemia COVID-19, esta idea se ha fortalecido aún más: la dieta de una persona afecta directamente su sistema inmunológico.

Tan sólo un pequeño déficit de micronutrientes puede afectar la fortaleza del sistema inmunitario para hacer frente a virus y bacterias. Pero, ¿qué hay que comer y cuánto para fortalecer la respuesta inmunitaria del organismo?

Para despejar algunas dudas, investigadores del King ‘s College de Londres realizaron una investigación entre 600 mil personas, a quienes les pidieron que registraran lo que estaban comiendo antes de que comenzara la pandemia.

Los voluntarios se dividieron en cinco grupos según lo saludable que fueran sus dietas, y fueron rastreados durante nueve meses. En el medio, debían informar a los especialistas si contraían COVID-19 y registrar qué tan grave se enfermaron. Noticias Internacionales.

Los resultados mostraron que las personas que comían más frutas y verduras tenían un 40% menos de probabilidades de necesitar oxígeno durante la hospitalización y la infección. Lo más importante es que tienen un 10% de posibilidades de contraer el virus.

Los investigadores definieron a los comedores más saludables como aquellos que comían dos porciones de fruta al día y tres verduras diferentes.

El estudio, que se publicó en medRxiv y también involucró a científicos de la Escuela de Medicina de Harvard, halló que quienes mejor habían enfrentado al coronavirus también consumían 200 gramos de pescado azul, como el salmón y las sardinas, cada semana y mantuvieron los alimentos procesados y las azúcares al mínimo.

Por otro lado, los comedores menos saludables consumieron durante los meses que se desarrolló el estudio menos de dos frutas en el transcurso de una semana y pasaron algunos días sin comer vegetales.

También registraron que no ingerían pescado y consumieron más alimentos procesados grasos y azucarados de lo recomendado.

El profesor Tim Spector es uno de los investigadores que realizó este trabajo y señaló que “no es necesario ser vegetariano” para obtener los beneficios de una dieta saludable. Aunque reconoció que comer una dieta rica en plantas puede “mejorar el sistema inmunológico y reducir potencialmente el riesgo de COVID-19”.

“Las personas que consumen dietas de alta calidad (bajas en alimentos ultraprocesados) tienen una microbiota más saludable en su intestino, lo que se relaciona con una mejor salud”, señala Spectre. La coautora del estudio, la Dra. Sarah Berry, agregó: “Por primera vez, pudimos demostrar que una dieta más saludable puede reducir la posibilidad de COVID-19”.

El estudio se realizó a través de la aplicación Covid Symptom Study de la empresa de tecnología de la salud ZOE, un software que permite a las personas registrar sus síntomas y si tuvieron una prueba positiva. Se utiliza para rastrear brotes de coronavirus en Gran Bretaña.

Para el trabajo, se les preguntó a los participantes qué comían desde febrero del año pasado, antes de que el virus se apoderara del mundo. Fueron seguidos hasta principios de diciembre, durante toda la primera ola y el inicio de la segunda en ese país, y se les pidió que registraran si tenían el virus y si estaban hospitalizados.

Los datos muestran que entre los participantes con la dieta más saludable, 72,2 casos de COVID por cada 10.000 personas, mientras que para los voluntarios en el otro extremo de la dieta, la proporción es de aproximadamente 95,4.

La diferencia fue aún peor para los casos de enfermedad grave, definida como pacientes que ingresaron en el hospital y requirieron oxígeno.

Después de analizar los resultados de otros factores potenciales (como el género, la raza y el estado de salud subyacente) que pueden sesgar los resultados del estudio, encontraron que las personas con la mejor dieta tenían menos probabilidades de desarrollar enfermedades graves y aún más susceptibles a la infección. .

Qué debe incluir una dieta equilibrada

Los investigadores enumeraron una serie de consejos sobre qué incluir en la alimentación diaria para fortalecer la respuesta del sistema inmunitario:

  • Comer al menos cinco porciones de una variedad de frutas y verduras todos los días
  • 30 gramos de fibra al día. Esto equivale a comer todo lo siguiente: cinco porciones de frutas y verduras, dos galletas de cereales integrales, dos rebanadas gruesas de pan integral y papa horneada grande con piel
  • Tener a mano algunos lácteos o alternativas lácteas (como bebidas de soja) eligiendo opciones con menos grasa y menos azúcar
  • Comer legumbres, pescado, huevos, carne y otras proteínas (incluidas dos porciones de pescado a la semana, una de las cuales debe ser aceitosa)
  • Elegir aceites y untables insaturados y consumirlos en pequeñas cantidades
  • Beber de seis a ocho vasos de agua al día
  • Los adultos deben consumir menos de seis gramos de sal y 20 gramos de grasas saturadas para las mujeres o 30 gramos para los hombres al día

Con Información de Infobae.