Saltar al contenido
Noticias Internacionales

Anzu Fati debutó con el legado de Lionel Messi y la camiseta 10 marcó para el partido del Barcelona ante el Levante

septiembre 26, 2021

13 años y 6 meses después, un jugador diferente a la mítica estrella rosarina lució este icónico dorsal en la selección de Cataluña.

Anzu Fati
Compartir

Anzu Fati. El joven delantero Anzu Fati aprovechó el legado que le dejó Messi para celebrar el último gol de una victoria por 3-0 sobre el Levante con el «10» del Barcelona. En la 7ª jornada de Liga, este fue su regreso a la cancha tras un largo periodo de inactividad.

Los neerlandeses Memphis Depay Luuk de Jong adelantaron al Culé de Ronald Koeman en el marcador y Ansu Fati, en tiempo de descuento, cerró la victoria en el Camp Nou. Noticias Internacionales.

El joven prodigio español de Braugrana reapareció tras lesionarse en el partido ante el Betis el 7 de noviembre de 2020. Al principio pensaba estar ausente durante cuatro meses, pero al final eran casi las once. El delantero de 18 años es una potencial superestrella que batió múltiples récords antes de lesionarse.

Jugó para Luke De Jong en el minuto 81 con la estrella rosarina en su cuerpo que tenía en la época dorada antes de emigrar a París San Petersburgo. .La pesada tradición de llevar-Germain.

Tras 322 días de ausencia y cuatro operaciones, Ansu Fati regresó con una gran ovación. El futbolista tuvo el detalle de abrazarse a todo el equipo médico azulgrana antes de saltar al césped con una gran sonrisa.

De esa manera, después de 13 años y seis meses, un jugador diferente al legendario Leo portó el emblemático número en el equipo catalán. Antes que Messi su dueño fue el brasileño Ronaldinho.

El FC Barcelona volvió a ganar cuando más lo necesitaba. El conjunto culé, que venía de perder y empatar dos partidos relativamente accesibles, se presentó en el Camp Nou con la obligación de quedarse con los tres puntos ante el Levante, que no conoce la victoria desde que arrancó la temporada.

Los dirigidos por Alfred Schreuder en esta ocasión, tras las dos fechas de suspensión que recibió Ronald Koeman en Cádiz, se impusieron por 3-0 con uno de los goles más esperados por la afición y los amantes del fútbol.

La última imagen lo explica todo. Además del entusiasta aplauso del público cuando ingresó al campo, la celebración también mostró claramente el aprecio del equipo por él: Ronald Araujo lo levantó y todos estaban encima de él. Abrazados juntos, gritando con los puños cerrados y diez por detrás.

Si bien este fue solamente su primer paso de cara a lo que viene, las buenas sensaciones se pudieron percibir en el ambiente. Había preocupación por como volvería después de estar tanto tiempo sin acción pero las dudas se despejaron en solo un puñado de segundos.

Con Información de Infobae

Mas Noticias Internacionales

Suiza gana más dinero con el café que Colombia a pesar de no tener ni una planta de café

Lucid Motors lanzó el primer automóvil de lujo, ahorrando más que Tesla

Julia Longo usa su Mano de robot para inyectarse insulina aunque tiene diabetes

Yuyo, La Sorprendente historia del primer hacker argentino: en la era previa a Internet, viajaba por el mundo sin pagar