Saltar al contenido
Noticias Internacionales

Venezuela es uno de los países con menor número de personas vacunadas contra coronavirus

agosto 23, 2021
Venezuela
Compartir

Venezuela. Como condenó este lunes el gobierno interino de Juan Guaidó, Venezuela se encuentra al final de la lista de países con menor número de personas vacunadas contra el coronavirus.

“Venezuela está en los últimos lugares” en el escalafón de inmunización, escribió en su cuenta de Twitter el opositor Carlos Valero, que agregó que el dictador venezolano, Nicolás Maduro, “ha politizado y partidizado la vacunación”.

El opositor pidió avanzar en un plan “masivo”, “ordenado” y que cumpla con los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Los países desarrollados, los gobiernos y las grandes empresas farmacéuticas deben entender que para prevenir la tasa de infección por COVID-19 es fundamental la equidad en el acceso a las vacunas. Valero agregó que la vacunación de Venezuela es única.

El sábado, la vicepresidenta ejecutiva del régimen chavista, Delcy Rodríguez, dijo que el país pasará a un proceso de “expansión” en la vacunación contra la covid-19, en lo que resta de agosto, septiembre y octubre.

Rodríguez aseguró que la nación caribeña se encuentra en una segunda fase de inoculación, que contempla a los mayores de 40 años, pero indicó que hay que buscar a todos los mayores de 60 años que todavía no hayan recibido las dosis en la primera fase para que se vacunen.

«En el resto de agosto, septiembre y octubre, entraremos en un proceso de vacunación intensiva. Debemos estar vacunados para inmunizar al 70% de la población. Ese es nuestro objetivo. Tenemos una vacuna», dijo la dictadura. , pero no especificó cuándo llegaron ni de qué empresa farmacéutica procedían.

Sin embargo, durante un recorrido por el sector del 23 de Enero en Caracas, una persona aseguró que sigue a la espera de la segunda dosis, a lo que Rodríguez respondió que “pronto” Rusia enviará la segunda dosis de la Sputnik V, aunque no ofreció mayores detalles y tampoco una fecha.

Si bien el retraso en el suministro de la segunda dosis de vacuna se registra desde hace varias semanas, las autoridades de Chávez no brindaron más detalles sobre el retraso, ni siquiera a las personas afectadas -la mayoría mayores de 60 años- deberían obtener la segunda dosis de vacuna. En 21 días, pero en algunos casos llevan esperando más de dos meses.

La ONG venezolana Médicos Unidos ha asegurado que desconoce un plan o cronograma de vacunación en el país, así como la llegada de la segunda dosis de la Sputnik V a Venezuela o el resto de vacunas.

“En los hospitales tampoco existe cronograma de recepción de equipos de seguridad, pero ya conocemos cronograma de elecciones”, señaló Médicos Unidos.

Asimismo, Médicos Unidos denunció que al país han seguido llegando vacunas desde China, pero el Ministerio de Salud del régimen no lo ha anunciado públicamente. 

“Vacunas chinas están llegando, sólo que el Ministerio no las está anunciando. Entonces hay vacunas (desconocemos cuántas) pero se saltaron el plan y se hace de manera desorganizada, desordenada y politizada con la página Patria y el carnet. La solución es ampliar puestos de vacunas”, indicó la ONG en su cuenta de Twitter.

El régimen ha recibido numerosas críticas desde que comenzaron a llegar las vacunas al país, ya que las cifras hechas públicas variaban en varios miles, según el funcionario que las brindara, lo que generó una gran desconfianza entre la población al comprobar que la información no era veraz, pese a tratarse un asunto ten relevante como la salud pública.

Según anunció recientemente el dictador Maduro, Venezuela sigue a la espera de la llegada de algo más de seis millones de vacunas anticovid del mecanismo Covax, que coordina la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La nación caribeña superó el domingo los 325.700 casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia y las muertes por la enfermedad ascienden a 3.895, según los datos aportados por el régimen de Maduro, que son cuestionados por la oposición y gran parte de la comunidad internacional por falta de transparencia.

Con información de EFE