Saltar al contenido
Noticias Internacionales

Anthony Fauci dijo que no cree que COVID-19 sea una ocurrencia natural

mayo 24, 2021
Anthony Fauci

Anthony Fauci. El director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud Anthony Fauci pidió una investigación sobre las circunstancias exactas que ocurrieron. En las últimas horas, se entiende que los científicos del laboratorio de Wuhan sufrieron síntomas similares al coronavirus poco antes de que comenzara la pandemia.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud y epidemiólogo jefe del gobierno de EE. UU., Advirtió recientemente que «no cree» que el virus SARS-CoV-2 sea de origen natural.

En una entrevista reciente con el Instituto Poynter, dijo que respondió a la pregunta de si estaba convencido de que el virus se producía de forma natural: «No, no estoy seguro de eso. Creo que debemos seguir investigando lo que está sucediendo en China hasta que Hacemos nuestro mejor esfuerzo. La mayor capacidad para comprender exactamente lo que sucedió. Noticias Internacionales.

Los investigadores, por supuesto, pueden decir con certeza que debe haber salido de un reservorio animal e infectado a humanos desde allí, pero esto puede ser un brote de otra manera, y debemos descúbrelo «.

La afirmación coincide con el hallazgo proveniente de China: revelaron que científicos del laboratorio de Wuhan se enfermaron con síntomas similares al coronavirus poco antes del inicio de la pandemia.

A pesar de que Beijing niega que el virus haya escapado del Instituto de Virología de la ciudad donde se originó el brote, las evidencias son cada vez más fuertes, y expertos piden una investigación a fondo sobre el tema.

No hay certezas sobre cómo se originó el coronavirus, y cada vez son más las voces que piden una investigación a fondo e independiente que dé cuentas sobre este tema. 

China, mientras tanto, hace todo lo posible para entorpecer cualquier intento de búsqueda de la verdad. Y Washington tiene sus ojos puestos en el asunto. Recientemente, un informe de inteligencia de EEUU afirma que tres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan se enfermaron en noviembre de 2019 y tuvieron que recibir atención hospitalaria.

Esta información va en sintonía con los expertos que denuncian que el virus escapó del laboratorio en la ciudad china.

Según el informe, en 2019 varios científicos del laboratorio de Wuhan se enfermaron “con síntomas consistentes tanto con COVID-19 como con enfermedades estacionales comunes”.

La corresponsal de la Casa Blanca, Natasha Bertrand, dijo: «La afirmación de Anthony Fauci es muy consistente con la información que nos reveló la fuente, es decir, la información no es concluyente.

Incluso el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Ade Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que aunque el informe inicial Dijo que la posibilidad de que el SARS-CoV-2 se origine en el laboratorio es muy pequeña, es necesario realizar más investigaciones porque los investigadores no necesitaron obtener información de ellos.

Toda la información sobre esta teoría está completamente excluida del laboratorio ”.

“Lo que escuchamos de fuentes es que las agencias de inteligencia tienen muy poca confianza en los informes confeccionados por China sobre el origen del virus, y eso es todo lo que saben a este punto. 

Lo que Anthony Fauci dijo es consistente con lo que cree la administración de Joe Biden, que es que interpondrán todas las vías diplomáticas posibles para que se abran nuevas investigaciones por parte de la OMS, llegar al fondo de esto pero sin la influencia del gobierno chino, que fue la principal crítica de la investigación inicial, y así poder tener la imagen completa de lo que pasó”, precisó.

Por su parte, la corresponsal de Seguridad Nacional de los Estados Unidos Kylie Atwood analizó las afirmaciones del experto: “No sorprende que el gobierno chino niegue todo tipo de irregularidad marcada en los informes de inteligencia confeccionados por los Estados Unidos.

Es importante saber que no sabremos la versión completa de los hechos hasta que China no colabore en este sentido. Avril Haines, el Director Nacional de Inteligencia, dijo que no se sabe cuándo, dónde y cómo nació y fue transmitido originalmente este virus”.

El informe de inteligencia por parte de los Estados Unidos ocurrió en vísperas de la 74.º Asamblea Mundial de la Salud (AMS, que se llevará a cabo del 24 de mayo al 1 de junio), organizada por la OMS, en la que se discutirá, entre otros temas, sobre la necesidad de iniciar una nueva investigación sobre el origen del coronavirus.

Este nuevo descubrimiento proporciona información clave: noviembre de 2019. Esta fecha es muy importante porque cuando los científicos del laboratorio de Wuhan desarrollaron síntomas similares al coronavirus, también aparecieron los primeros casos de COVID-19. Ciudad de China. Beijing informó sobre su primer paciente el 8 de diciembre de 2019.

China se ha mostrado reacia a compartir información que permita a los expertos indagar mejor y saber cómo se originó esta pandemia que ha matado a casi tres millones y medio de personas en el mundo.

Por ejemplo, Beijing no proporcionó los datos en bruto ni los registros del laboratorio de Wuhan sobre la extensa investigación que llevaron a cabo sobre el coronavirus en murciélagos, informó The Wall Street Journal.

Martin Makary, prestigioso médico, académico y profesor de la Universidad Johns Hopkins en EEUU, aseguró que es muy claro para él que el COVID-19 escapó de un laboratorio en Wuhan.

The Wall Street Journal informa que los trabajadores del laboratorio del Instituto Wuhan de Virología se enfermaron en noviembre de 2019 y tuvieron que buscar atención hospitalaria. ¡Tenga en cuenta que los médicos de ese mismo hospital fueron detenidos por la policía!”, afirmó Makary en Twitter.

En esa misma línea, el empresario argentino Martín Varsavsky dijo en su cuenta de Twitter: “Cada vez hay más evidencia de que el virus salió de aquí (por el Instituto de Virología de Wuhan)”.

Sin embargo, las autoridades chinas niegan que el virus haya escapado del laboratorio. Shi Zhengli, directora del Instituto de Virología de Wuhan, le aseguró al equipo de la OMS —que viajó a China a principios de año a investigar el origen del virus— que todo el personal del laboratorio había dado negativo en los test de anticuerpos contra el COVID-19.

Richard H. Ebright, biólogo molecular de la Universidad de Rutgers y experto líder en bioseguridad, dijo que “está claro que el Instituto de Virología de Wuhan estaba construyendo sistemáticamente nuevos coronavirus quiméricos y estaba evaluando su capacidad para infectar células humanas y ratones que expresan ACE2 humano”.

Miembros del equipo de la OMS ya sabían que algunos científicos chinos se habían enfermado en otoño, pero desestimaron que esto fuera por causa del coronavirus, y lo atribuyeron a enfermedades estacionales.

La 74ª Asamblea Mundial de la Salud, que se llevará a cabo, como el año pasado, de manera virtual, “es, sin duda, una de las más importantes de la historia de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, advirtió su jefe, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Con información de infobae.