Saltar al contenido
Noticias Internacionales

Alerta Chocó: Más de 4.600 indígenas son asediados por grupos armados y corren riesgo de ser desplazados

agosto 28, 2021
Chocó

Chocó. La Defensoría del Pueblo emitió un informe advirtiendo sobre la situación en la ciudad de Bajo Baudo en el occidente de la provincia de Chocó. El titular de la agencia, Carlos Camargo, aseguró que grupos armados ilegales operan en las zonas de Playa Linda y Port Galve, rodeados de miembros de comunidades indígenas que viven en la zona.

“Es lamentable que a pesar de la alerta emitida por la Defensoría del Pueblo, se consumaron las situaciones de riesgo y de vulneración de los derechos humanos en Bajo Baudó, especialmente en las comunidades de Playa Linda y Puerto Galve que están en este momento confinadas por las acciones de los grupos armados ilegales”, indicó el defensor del Pueblo. Noticias Internacionales.

A su vez, las autoridades informaron que se han producido intimidaciones y agresiones a líderes clave y líderes sociales. Entre ellos, se informó recientemente el ataque a Guillermo Itucama Ortiz, habitante de la Reserva del Río Olpua. Según la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), la zona atraviesa graves condiciones de orden público, como se puede apreciar cuando el líder de 38 años recibió un disparo con un rifle cuando regresaba a la casa de Praia Linda.

De acuerdo con la vocería indígena, el sujeto recibió un disparo en el hombro en la tarde del 23 de agosto y fue hasta el día siguiente que una ambulancia fluvial entró a la zona para trasladarlo a un centro asistencial. De acuerdo con la Defensoría, se coordinó, junto con la Fuerza Pública, una evacuación de Itucama de la zona para atender sus heridas.

Según Camargo, son 4.679 personas pertenecientes a 984 familias de 14 comunidades indígenas. En el momento, más específicamente, están confinadas por el accionar de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc) y el Ejército de Liberación Nacional (Eln). Para protegerlos, el defensor solicitó medidas urgentes por parte de las autoridades.

“Nuestro equipo en el territorio ha demostrado que el riesgo de desplazamiento a gran escala es alto, especialmente en las comunidades de Playa Linda y Puerto Galve, que se encuentran rodeadas de grupos armados, lo que es la base de otras denuncias de violencia en la zona .. En la actualidad, estamos preparando un informe sobre el cumplimiento de los riesgos que han sido advertidos ”, continuó Camargo según el informe de la agencia.

Según el funcionario, desde el pasado 26 de julio existe un oficio de consumación del riesgo que se hizo llegar a la Comisión Intersectorial para la Respuesta Rápida a las Alertas Tempranas (CIPRAT) del Ministerio del Interior. Esto ya habría sido advertido en una alerta compulsada el pasado 9 de julio de 2020.

En dicho documento, se manifestó “la necesidad de adoptar medidas necesarias y efectivas de prevención y urgente protección de los derechos a la vida, libertad, integridad, seguridad e integridad personal de la población que habita en los Resguardos indígenas del Río Purricha, y Pavasa, y las comunidades de Belén de Docampadó, Playa Sivirú, San Andres de Usaragá, Terrón, Birrinchao, Agua Clara, Villanueva y Pizarro (cabecera) en el del municipio del Bajo Baudó”, indicó el comunicado. Esto, también producto de la intensificación de la disputa territorial entre el Eln y las Agc.

En la Alerta Temprana, la Defensoría del Pueblo asegura que se advirtió sobre la expansión del también llamado Clan del Golfo en el territorio, lo cual ha representado afectaciones a líderes y lideresas sociales. En los últimos días, aseguró la autoridad, esto se vio reflejado en el homicidio de dos de ellos, lo que provocaría un posible desplazamiento por violencia.

Con Información de Infobae.